5 errores que pueden hacer que fracase tu proyecto online

A lo largo de mi carrera como programador autónomo he tenido la posibilidad de colaborar con numerosos emprendedores y startups que estaban intentado poner en marcha un proyecto online. Muchos de esos proyectos han salido adelante, mientras que otros se han quedado por el camino.

El haber trabajado en estos proyectos me ha permitido detectar algunos fallos que se repiten. Si estas pensando en montar un proyecto web, es posible que te interesa conocer de antemano algunos de los problemas que puedes cometer.

Conviene aclarar que es posible que algún proyecto online tenga algunos de estos problemas y aún así salga adelante. Pero si acumulas muchos de ellos, yo me replantearía el mismo.

 

Retrasar la apertura

Un proyecto web rara vez tiene éxito de la noche a la mañana. Requiere de un tiempo para ir ganando clientes, visitas y visibilidad. Mientras antes esté en funcionamiento, mejor. Hay veces que se planifica un proyecto enorme y hasta que no está completamente desarrollado no se pone en marcha. Esto suele ser un error.

En el libro Lean Startup, Eric Ries recomendaba buscar el llamado Producto mínimo viable. Es decir, ver que es lo mínimo que necesita nuestro proyecto para funcionar y empezar por ahí. Esto no solo nos permitirá empezar a captar ingresos, sino que nos servirá para ir testeando nuestro proyecto con clientes reales.

Imaginemos que queremos hacer una web sobre turismo en una ciudad. Y queremos que tenga guías de hoteles, de restaurantes, de monumentos, sistemas de reservas, contratación de guías, vídeos, sistema de recomendaciones, realidad aumentada y muchas cosas más que se nos ocurran. En este caso podríamos preguntarnos, ¿que es lo mínimo que necesita nuestro proyecto para funcionar? Y empezar por ahí y después ir añadiendo el resto de módulos del proyecto.

Proyecto Fracasado Errores

 

Depender de terceros

Hace unos años se pusieron de moda las páginas de Facebook. Algunas de ellas llegaron a tener cientos de miles de usuarios, y empezaron a monetizar mediante actualizaciones patrocinadas por anunciantes. Hasta que un día Facebook decidió que había que volver a priorizar las actualizaciones personales y condenó a las páginas al ostracismo. Algunas pasaron de tener cientos de miles de visualizaciones al día a apenas unos cientos.

Este ejemplo es algo simple, puesto que la mayoría de estás páginas eran meros divertimentos para sus administradores. Pero el punto que quiero resaltar es que la dependencia de un tercero te puede llevar todo al traste de un día para otro.

Si la base de nuestro servicio se basa en una plataforma externa, como Facebook, Twitter o Instagram, cuidado. Porque cualquier día pueden cambiar las condiciones de su servicio, sacar ellos mismo el servicio que nosotros hemos creado o cualquier cosa que se lleve por delante nuestro negocio.

Si vamos a depender mucho de un tercero, mejor tener un plan B por si acaso.

 

Replicar algo que ya existe

Esto es algo que se ve mucho en “marketplaces” donde emprendedores buscan programadores para desarrollar su proyecto. Solicitudes de presupuestos del tipo “Necesito una web tipo AirBnb”. “Busco crear una página tipo Idealista”. “Quiero hacer un Facebook para un colectivo concreto”

El problema de este tipo de ideas es que se está intentando ocupar un nicho que ya está ocupado. Hace una web de este tipo pero centrada en un nicho concreto no suele dar muy buenos resultados, pues este tipo de webs ya ofrecen la posibilidad de hacer nichos. Ejemplo, ¿realmente tiene sentido tiene hacer una red social específica para un colectivo concreto cuando los grupos de Facebook ya cubren ese objetivo?

Como siempre, si la idea es buena y realmente aporta algo muy valioso para un nicho muy concreto de usuarios, puede funcionar. Pero un “voy a hacer un twitter, pero centrado en el mercado local” no es algo que suela dar resultados.

 

No tener claro como monetizar tu proyecto online

Muchos proyectos empiezan con una idea genial que puede llegar a generar mucho tráfico, pero sin una idea clara de como obtener dinero. Esto en USA es habitual, hasta cierto punto, y se lanzan proyectos que dan perdidas durante años pero que al final se consiguen convertir en una fuente de beneficios. Ocurrió con Youtube o con Twitter, por ejemplo.

Pero para que esto funcione hay que poder aguantar todas esas perdidas. Hay que tener en cuenta que si nuestro proyecto tiene éxito los costes en servidores, hosting, mantenimiento y atención a los usuarios se pueden disparar bastante. Y si no empezamos a recibir ingresos, podemos morir de éxito.

Una idea inicial suele ser la de incluir anuncios y ya ir viendo. Pero debemos tener en cuenta de que los servicios de anuncios tipo Adsense no suelen dar tanto dinero. Así que más vale tener bien claro desde un primer momento como vamos a generar beneficios si no queremos tener que dejar morir a nuestro proyecto aunque funcione.

 

Pensar que será fácil

Hay muchos artículos en Internet sobre como conseguir 100.000 visitantes en 3 o 4 meses. O sobre como empezar a vivir de publicidad online en menos de medio año.

En general lanzar un proyecto online es complicado. Si además tienes algunos de los problemas anteriores la situación se dificulta aún más. La ventaja de emprender online es que los gastos suelen ser más bajos que a la hora de montar un negocio de base física. Pero sigue siendo complejo.

Montar una tienda online no sirve de mucho sin visitas. Y para ello necesitarás mucho trabajo de SEO y promoción. Tendrás que sudar cada visita, sobre todo al principio.

Por tanto, si no puedes dedicar una jornada completa o media a tu negocio, piénsalo bien. Si quieres montar un pequeño proyecto dedicando un par de horas los fines de semanas mientras trabajas en otra cosa los días laborales, es bastante proyecto que este proyecto no acabe de funcionar.

Aunque claro, si lo haces como afición y no para vivir de ello, adelante. Pero tenlo en cuenta. Para que un negocio online funcione hace falta el mismo esfuerzo en tiempo que para con un negocio físico.


¿Necesitas un programodor que te ayude a poner en marcha tu proyecto online? Puedes contactar conmigo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *